Infórmate ahora en el 678 687 915 | Exposición Calle Cádiz 15, Leganés, Madrid | info@ventanasklem.es

Una de nuestras especialidades son los cerramientos interiores para oficinas y de eso es precisamente de lo que queremos hablar en este nuevo post del blog. 

En los espacios de trabajo, las mamparas pueden colocarse en diversos huecos para hacerlos más funcionales y aprovechables. Como seguro que sabes, en los últimos tiempos las mamparas de oficina han pasado a ser un elemento básico para organizar y compartimentar el espacio. No solo desde el prisma de lo funcional, sino también desde el de lo decorativo. Porque no podemos negar que aportan un claro toque de elegancia. Su popularidad viene dada, entre otras razones, por las grandes facilidades que ofrecen a la hora de dividir los espacios según las necesidades particulares de cada cliente que deposita su confianza en Ventanas Klem

Con las mamparas de oficina podemos hacer que la compartimentación sea reversible. Dicho de otro modo, que la distribución de la superficie pueda cambiarse si es necesario para adaptarse a los cambios que se puedan dar en la empresa.

Las ventajas de las mamparas de oficina no terminan ahí ya que, como comentábamos más arriba, también son muy populares por razones estéticas. Además de contribuir a aprovechar mejor el espacio, mejoran el ambiente laboral. De una parte, proporcionando intimidad a los trabajadores y evitando distracciones. Por otra, haciendo las veces de elemento aislante ante posibles ruidos de la calle o de otras dependencias de la oficina. 

Hablamos en todo caso de elementos de separación tremendamente versátiles. Si por lo que sea ya no es necesario hacer compartimentos separados, basta con retirarlas para volver a disfrutar de un espacio abierto y diáfano.

También para mejorar la imagen de la empresa

Las mamparas de oficina también contribuyen a mejorar la imagen que la empresa ofrece al exterior. Por ejemplo, habilitando cómodas salas de espera para las visitas. Esta prestación se suma a todo lo que podemos hacer con las mamparas de oficina. Salas de reuniones independientes, despachos individuales, distintos departamentos, etc. Todo gracias a unas mamparas que además se pueden diseñar con los colores o logos corporativos de la empresa.